Historia

Santísimo Cristo del Perdón, en su desfile procesional en una imagen de 2007. FOTO: JOSÉ CARLOS PRIEGO

Todo es silencio, que nadie hable. La cofradía del Santísimo Cristo del Perdón inicia el vía crucis, el penoso camino que hace casi dos mil años Jesucristo recorrió hacia el calvario. La oscuridad que requiere el momento se extiende por la Almedina, donde sólo el ruido de alguno de los visitantes rompe la calma, el sentir sufrido de quien resucita una vivencia que ocurrió hace veinte siglos. Los hermanos del Cristo del Perdón reviven los momentos más sufridos de quien dio su cuerpo por la salvación ajena. Conocida en la ciudad como la procesión del Silencio, por la solemnidad y recogimiento que exige su desfile, la cofradía se fundó en el año 1962. A lo largo de su historia, el recorrido ha sufrido diversos modificaciones a lo largo de su trayectoria. Precisamente, la solemnidad y seriedad de la cofradía del Silencio fue tomada como ejemplo para la hermandad del Vía Crucis del Santo Cristo de la Salud, que se estableció en la parroquia de San Juan y Todos los Santos (Trinidad) de Córdoba en 1972. Ambas cofradías son prácticamente idénticas hasta en los detalles más mínimos, como el escudo que usan. Esta coincidencia se debe en parte a la influencia que ejerció en su fundación el baenense José Felipe Lasheras, que figura entre sus miembros fundadores.

La cofradía, junto al desfile procesional, promovió en 1987 el concurso de fotografía Arco Oscuro, que se ha consolidado como uno de los más dilatados en la provincia con temática cofradiera. 

 

La procesión