La procesión

Hermandad de los Profetas, en la calle Alta. Viernes Santo en Baena. Año 2017. FOTO: MIGUEL PÁRRAGA

La hermandad de la Vera Cruz, reorganizada en 1981, abre el desfile procesional del Viernes Santo por la mañana. Sus hermanos, en la gran mayoría jóvenes y niños, visten túnica morada y capirucho de petaca verde. La riqueza de la ropa vestida por la Corporación de los Profetas, integrada por nueve personajes con sus atributos, es la antesala de la Centuria Romana. Con marcha marcial e indumentaria fiel al Imperio Romano, la centuria, fundada en 1958 por Francisco Cruz Guijarro, rompe el silencio con la armonía del toque de cornetas y el redoble majestuoso de los tambores. Con uno de los trajes más completos de las centurias de la provincia, su exhibición de marchas procesionales en la entrada en la calle Amador de los Ríos, congrega a multitud de personas en la calle de San Bartolomé. El colorido de la vestimenta romana contrasta con la sobriedad de los hermanos de andas y palio de Jesús Nazareno, más conocidos como hermanos de Jesús, y cuyos orígenes se pierden en los anales. En la actualidad está integrada por dos cuadrillas, que portan a hombros a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Visten túnica morada, gorro de petaca morado y cordón de esparto. A continuación desfila la hermandad matriz de la cofradía, denominada de los Nazarenos, cuyos 33 hermanos portan sobre el hombro izquierdo una cruz. Visten túnica y gorro de petaca morados y cordón que cuelga del cuello. Como sucediera con la Corporación de los Profetas, la hermandad de los Apóstoles utiliza rico traje. Cada uno de los doce hermanos que desfilan llevan rostrillos y peluca y portan un atributo. La hermandad de María Magdalena fue reorganizada en 1926 por Luis Fernández. Integrada por unos cien hermanos, visten túnica y capirucho blancos y capa roja. Reorganizada también en 1926 fue la hermandad de la Verónica. Sus hermanos visten túnica y capirucho de pico blancos y capa azul. La hermandad de las Virtudes está integrada por siete figuras que representan a las virtudes cardinales y teologales, con sus respectivos símbolos.

Virgen de los Dolores, en su regreso a San Francisco. Año 2017. FOTO: MIGUEL PÁRRAGA

Los hermanos de San Juan visten túnica roja y gorro de petaca verde, es una de las hermandades de mayor vitalidad. Tocan tambor ronco y preceden a la última hermandad del desfile, la Virgen de los Dolores. Esta hermandad, que estrenó nueva indumentaria en 1996, data de la etapa fundacional de la cofradía. El desfile lo cierra la Agrupación Musical de la Virgen de los Dolores.

Autor galería: Carlos V. Bernal