Historia

César de los Ríos, Manuel Guijarro, Alfredo Osuna, Juan Torrico y Juan Huertas. FOTO: REVISTA CABILDO 2002

Cuenta Juan Torrico Lomeña, promotor de la Agrupación de Cofradías, que los primeros pasos que dio para su fundación se acometieron en el año 1973 a raíz de un artículo publicado en la revista local ‘Tambor’ , el envío de cartas y la celebración de entrevistas personales con cofrades baenenses. La labor fue ardua, pues la Semana Santa de Baena “mantenía un estatus anticuado e independentista, de verdadera confrontación o rivalidad de unas cofradías con otras, viviéndose en la mayoría de los casos con un sentido individualista o de parcelas privadas”, indicaba Torrico Lomeña.

La primera reunión fundacional tuvo lugar el 22 de agosto de 1977 en el salón de actos de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde se expusieron los motivos que hacían necesaria la creación de la Agrupación de Cofradías. Tres días después, el 25 de agosto, se aprobaron los primeros estatutos y todos los asistentes propusieron a Juan Torrico como presidente de la institución, aunque éste no aceptó al rechazar el cargo por no residir en Baena.

El día 15 de septiembre, un día después de la festividad en honor de Nuestro Padre Jesús Nazareno, se eligió al nuevo presidente. En las elecciones obtuvo el máximo respaldo Francisco Alcalá de la Moneda, aunque renunció por motivos laborales, por lo que algunos cofrades propusieron como presidente a Alfredo Osuna Urbano, que fue finalmente elegido por unanimidad como primer mandatario de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa. Precisamente, Alfredo Osuna ha sido hasta ahora la persona que ha ocupado el cargo durante un periodo más largo, porque los dos siguientes presidentes hubieron de dimitir. El día 23 de septiembre de 1977  toma posesión de sus cargos la primera junta de gobierno. Estas primeras juntas de gobierno tuvieron la particularidad de que los cargos que se eligieron debían estar repartidos de manera proporcional entre cofrades de la cola negra y la cola blanca, de tal manera que si el presidente era de la cola negra, el vicepresidente debía ser de la cola blanca y así también ocurría con el resto de los cargos. Posteriormente, Alfredo Osuna encabezó otras dos candidaturas, que tomaron posesión el 15 de febrero de 1982 y el 13 de marzo de 1985. Durante el mandato de José González Pertíñez se realizó la primera reforma de los estatutos, en la que se recogía la ampliación del periodo del mandato de cada legislatura hasta cuatro años, frente a los tres años que limitaban hasta entonces la presidencia. La falta de apoyo necesario, según Juan Torrico, llevó a González Pertíñez a presentar su dimisión.

El 23 de mayo de 1989 fue elegido presidente el cuadrillero de la sexta de judíos de la cola negra, Manuel Guijarro Nucete, que se mantuvo en el cargo hasta el 30 de mayo de 1992, cuando también dimitió por falta de respaldo y por la división a la que se había llegado en ese año tras la salida procesional de los colinegros del desfile del Miércoles Santo. Fue entonces, el 8 de enero de 1993, cuando el obispo de Córdoba nombró a Juan Huertas Palma como responsable de la comisión gestora. La comisión ejecutó las directrices de la Agrupación de Cofradías durante más de tres años, periodo en el que se aprobaron unos nuevos estatutos, que son los que se encuentran en vigor en la actualidad. El 1 de febrero de 1997 tomó posesión la junta directiva presidida por Julio Garrido, que convirtió en protagonista de su gestión el trabajo para superar las dificultades pasadas. Las siguientes juntas directiva han continuado esa labor de protección y difusión de la Semana Santa de Baena.

Directiva presidida por Julio Garrido Ramos, junto al alcalde Luis Moreno. FOTO: REVISTA CABILDO 2002

Entre 2004 y 2008 estuvo al frente de la Agrupación de Cofradías Javier Muñoz. Después siguieron Juan Carlos Roldán (2008-2016) y Guillermo Bernal (2016-).

 

Iniciativas